Resultados de VII Encuesta sobre Corrupción de Proética servirán como línea de base para nuevas propuestas del gobierno

Lima, Julio 3.- “La corrupción es un fenómeno oculto. No existen cifras objetivas sobre su real dimensión. Por ello, la VII Encuesta Nacional sobre Corrupción, realizada por Proética, es un importante referente para fijar una línea de base que nos permitirá comparar los avances en el futuro. Los resultados de este estudio constituyen un valioso insumo que sabremos aprovechar para las nuevas propuestas en materia anticorrupción del gobierno”, señaló Susana Silva Hasembank, Coordinadora General de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, quien participó como comentarista durante la presentación del citado estudio, que revela que el 47% de la población percibe a la corrupción como el segundo problema que más preocupa a los peruanos, debajo de la inseguridad ciudadana (61%).

La encuesta muestra además que el 43% de los encuestados piensa que denunciar un acto de corrupción no es efectivo, y el 53% señala no saber dónde formular su denuncia. Sobre estas cifras, Susana Silva comentó que de los 18 ministerios, 14 tienen mecanismos y nombres diferentes (defensoría del usuario, oficina anticorrupción, comisión de transparencia, entre otros) que confunden al ciudadano. “Por ello, la CAN está trabajando en la estandarización de los mecanismos de recepción de denuncias, con la finalidad de darle al ciudadano herramientas claras para poder formular sus denuncias”, señaló.

Susana Silva también se refirió al nivel de tolerancia de la corrupción mostrado en la encuesta, que indica que el 33% de los entrevistados rechaza de modo tajante actos corruptos, mientras el 4% muestra alta tolerancia a la corrupción. Entre los dos extremos (64%) se encuentran quienes manifestaron tolerancia media. A decir de Silva, en este grueso porcentaje se ubican personas que no tienen claramente definido sus valores, que si bien no incurrirían en un acto corrupto, tampoco lo denunciarían, justificando el hecho de diversas maneras.

La funcionaria señaló que este hecho, sumado al 40% que opina que las personas no respetan las leyes por falta de valores, revela la necesidad de emprender una campaña de valores y anticorrupción sostenida para lograr un cambio de visión en la ciudadanía.
Finalmente, Silva destacó que es la primera vez que el gobierno participa en la elaboración de la citada encuesta, “lo que muestra que existe una voluntad política clara de enfrentar el problema de la corrupción en nuestro país”.