Frente Anticorrupción

Lima, 10 de Enero.- Una excelente noticia de comienzo de año es que los sectores públicos y privados de la sociedad peruana han empezado a cerrarle el círculo a la corrupción, una de las mayores lacras que causa enormes perjuicios económicos al país y, lo que es peor, socava la autoestima y la moral de la Nación.

Tanto en el país como en los foros internacionales se suele subrayar que la lucha contra la corrupción no solo compete a los estados, a los gobiernos de turno, sino a toda la población de un país, sobre todo a los sectores directamente vinculados a la producción, como los gremios empresariales y laborales.

Se ha recalcado, asimismo, que la mejor arma contra la corrupción, en el largo plazo, es la educación y la práctica de los valores desde el hogar, pasando por la escuela, el colegio secundario y la educación superior.

Sociedad que cultiva con esmero una cultura de valores es mucho más inmune a la acción de los corruptos.

Al comenzar esta semana, representantes de la sociedad civil, el empresariado y la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción expresaron su respaldo a las iniciativas presentadas al Congreso para reforzar la lucha anticorrupción en el país, e instaron a su pronta aprobación.

Lo que es aún más importante, la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) anunció que este año sus gremios pertenecientes a los diversos sectores productivos aplicarán mayores sanciones al comportamiento reñido contra la ética o vinculado a actos de corrupción en los que pudieran incurrir sus asociados.

Es la primera vez en la historia del país que una institución tan importante dentro del sector empresarial se compromete públicamente a sancionar con la debida severidad a sus afiliados que cometan actos de corrupción.

El presidente de la Confiep, Humberto Speziani, anunció que su representada, de acuerdo a cada caso, impondrá sanciones de amonestación, suspensión y, por último, la expulsión del gremio.

La directora ejecutiva de Proética, Cecilia Blondet, reconoció que tanto el Poder Ejecutivo como la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción han cumplido su ofrecimiento de presentar iniciativas destinadas a luchar contra funcionarios y acciones corruptas dentro del sector público. Instó a los representantes del Congreso de la República que cumplan con debatir los proyectos y legislar sobre la materia para fortalecer la lucha contra la corrupción.

La coordinadora de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, Susana Silva, subrayó en ese sentido que dentro de los esfuerzos del actual Gobierno por reducir los índices de corrupción está vigente la política de recuperación de activos y los cobros de las reparaciones civiles adeudadas por los implicados en delitos de corrupción. Citó como otra herramienta importante la Ley de Pérdida de Dominio de los bienes incautados a los sentenciados por delitos de corrupción.

Recordó que la política del Gobierno, además de reducir drásticamente los niveles de corrupción, es recuperar la confianza de la ciudadanía en sus autoridades.

Otra noticia importante acerca de estos esfuerzos es la incorporación a la Comisión de Alto Nivel del presidente del Congreso de la República, entidad en la que están representados los otros poderes del Estado y otras instituciones involucradas en la lucha contra dicha lacra.

Entre los proyectos pendientes de discusión y aprobación en el Parlamento figuran la ley de imprescriptibilidad para delitos de corrupción y la inhabilitación de por vida para los corruptos.
“La Confiep anunció que este año sus gremios pertenecientes a los diversos sectores productivos aplicarán mayores sanciones al comportamiento reñido contra la ética o vinculado a actos de corrupción en los que pudieran incurrir sus asociados.”

FUENTE: diario “El Peruano”