“Más del 60% de peruanos cree que en las entidades públicas prevalecen los actos indebidos”

Uno de los principales problemas del Perú es la corrupción. Más del 60% de peruanos cree que en las entidades públicas prevalecen los actos indebidos.

La encuesta de Pro Ética revela estas cifras alarmantes. Pero esa percepción se genera no solo por corrupción, también demoras en los trámites. Ello genera la percepción de corrupción. Se debe trabajar en dos frentes: prevención y la sanción. Los ciudadanos debemos denunciar la corrupción.  

¿Qué sanciones deben aplicarse a los corruptos?
Las hay, pero son permisivas. Actualmente hay sanciones administrativas, y cuando los casos llegan al ámbito penal, se logra en la mayoría de casos penas suspendidas. Hay una sensación de impunidad. Las sanciones deben endurecerse. La reparación del daño o perjuicio debe ser mayor al causado en la entidad.

¿Incrementando sanciones no habrá corrupción?
No, ello es una parte, se requiere también la prevención, trabajar en reforzar los valores de las personas. También mejorar las escalas salariales de los servidores, dar incentivos ayudaría.

¿Un servidor público dejará de ser corrupto con un mejor salario?
En principio se espera que sí. Pero tampoco es garantía. Una medida no soluciona el problema. Repito que además deben existir mecanismos de sensibilización. También la población debe ayudar, se busca conformar un grupo de ciudadanos que vaya por las calles y filme a ese mal policía o trabajador que cobra dinero.

¿Por qué seguir solo los pequeños casos y la gran corrupción?
Se trabaja en ambos, pero ten en cuenta que la pequeña es la madre de todo. Esta representa el 63.8% de la corrupción. Esta  evoluciona de los pequeños actos y llega a lo macro. Para detectarla necesitamos otras estrategias, una de ellas es el uso de agentes encubiertos.

¿Qué labor cumplirán estas personas?
El Código Procesal Penal contempla la figura de los agentes encubiertos. Se trata de policías que se introducen en mafias de contrabando y tráfico de drogas, actualmente. Ahora lo aplicaremos en mafias que cometen actos de corrupción en entidades públicas. Ello ayudará a ponerlos al descubierto.

¿Cómo cambiar todo un Estado plagado de corrupción?
Es muy difícil, pero tenemos la convicción de lograrlo con un trabajo a largo plazo.

¿El gobierno lanza este proyecto, pero qué garantiza que el siguiente lo siga?
Tenemos que sentar las bases. Por ello estamos planteando leyes que incentiven la meritocracia y no el compadrazgo. Además hemos publicado el Plan Nacional de Lucha Contra la Corrupción que debe implementarse en todo el país. Ya inició el trabajo con la conformación de 11 comisiones regionales anticorrupción.

¿El plan garantizará cero corrupción? Actualmente tenemos a la Contraloría que debe luchar contra la corrupción, pero no logra combatirla a cabalidad. Incluso esta misma entidad se vio inmersa en actos indebidos.
No estamos libres de que haya corrupción. Esta es como la mentira, se está haciendo parte de algunas personas y eso no está bien. La verdad es que no podemos evitarla en un 100%, pero sí reducirla.

Fuente: diario La República Sur

22/jun/2013