Alcalde de Calca escucha condena y desaparece

El Juzgado Unipersonal de de la provincia cusqueña de Calca sentenció a siete años de cárcel al alcalde, Ciriaco Condori Cruz. Sin embargo, tras conocer su sentencia la autoridad edil desapareció y hasta el momento su paradero es desconocido.

El Juzgado Unipersonal de Calca sentenció a siete años de cárcel al alcalde de dicha provincia, Ciriaco Condori Cruz. Sin embrago, tras conocer su sentencia la autoridad edil desapareció y hasta el momento se encuentra con paradero desconocido.

Condori Cruz fue hallado responsable por haber destinado irregularmente S/. 32 mil soles para el traslado de dos unidades de la ciudad de Lima hacia Cusco y ahora se le imputó el delito de peculado doloso agravado y contra la fe pública.El exregidor Erwin García Vara también fue sentenciado a siete años de pena privativa por los mismos delitos que el burgomaestre, mientras que el Gerente Municipal (aún en el cargo), Rembert Mamani Pedraza, a cuatro años de pena suspendida por peculado agravado y finalmente el trabajador Valeriano Yarin fue absuelto.

NO HABIDOS. Tanto el alcalde y el exregidor no asistieron a la lectura de sentencia el último lunes; en su lugar lo hicieron sus abogados, por lo que ambos están en calidad de no habidos. El Procurador Anticorrupción, Henry Delgado Urrutia, quien siguió el caso en representación del Estado, aclaró que en ningún momento se violó el derecho de ambos procesados, debido a que sus abogados estuvieron presentes.

LOS HECHOS. Delgado Urrutia, aclaró que en el 2008 en sesión de Consejo Municipal se discutió el desembolso de S/. 16 mil soles; sin embargo, previamente se leyó de la existencia de un convenio y una opinión legal, cuando en realidad no existía este documento. En esa oportunidad se desembolsó a Mamani Pedraza para el viaje a Lima. El exregidor también viajó para hacer los trámites administrativos cuando su labor según la Ley Orgánica de Municipalidades es la de fiscalización.

Los posteriores desembolsos (S/. 16.800 y S/. 7.500 ) según Delgado Urrutia fueron aún más irregulares, en la que no hubo una autorización del Consejo Municipal ni siquiera una opinión legal. Incluso uno de los depósitos se hizo a una cuenta personal del exregidor.

El Procurador Antircorrupción, detalló que posteriormente una pericia contable detectó una serie de irregularidades en la rendición de cuentas.

Finalmente, Delgado Urrutia ponderó la participación del fiscal Iván Vílchez quien hizo la acusación a los procesados.

Fuente: diario Correo Cusco

18/jul/2013