Alcalde de Ica anuncia investigación por caso de funcionario detenido por cobrar coima

Ica, jul. 05 (ANDINA). El alcalde provincial de Ica, Gustavo Martínez, anunció que iniciará una investigación para determinar si existen otros implicados en el caso de coima en el que está involucrado el funcionario Erick Vicente Maza Díaz quien fue detenido por la fiscalía al ser sorprendido con el dinero ilegal.
En conferencia de prensa, el burgomaestre iqueño manifestó estar sorprendido por esta denuncia que involucra a un funcionario de esa comuna que trabajaba en el área de la Oficina de Programación de Inversiones (OPI).

Maza Díaz fue detenido el miércoles recibiendo una suma de 5,000 nuevos soles como pago para favorecer a una proveedora del municipio en diversas licitaciones.

De acuerdo a la denuncia presentada por Esther Vilcapoma Areche, a quien el funcionario detenido le solicitó el dinero. El acuerdo era por 8,000 nuevos soles, pero como adelanto le entregaría 5,000.

Martínez García dijo sentirse culpable por este caso. Afirmó que fue el gerente municipal José Araujo quien recomendó la contratación de Maza Díaz. Tras anunciar el despido de Araujo anunció que lo reemplazará en el cargo el ingeniero Víctor Arango.

Manifestó que la investigación del caso estará a cargo del órgano de control institucional (OCI) del municipio iqueño.

Por último, Martínez pidió disculpas a la población de Ica por este lamentable caso y aseguró que corregirá los errores para que no se vuelvan a repetir más casos de corrupción.

La Segunda Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima intervino a Erick Vicente Maza Díaz, funcionario de la Oficina de Programación e Inversiones (OPI) de la municipalidad provincial de Ica, tras haber recibido una coima de 5,000 nuevos soles.

La intervención de la fiscalía se hizo a solicitud de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción (CAN Anticorrupción) de la Presidencia del Consejo de Ministros que recibió la denuncia de Esther Vilcapoma. El operativo se realizó en la ciudad de Lima donde el servidor había citado a la agraviada.