Perú hace un llamado en Foro APEC a combatir la corrupción que propicia la tala ilegal y la trata de personas

13913835_1229955067026777_1795696119740675558_o

• CAN Anticorrupción enfatizó que la corrupción es un problema transversal de estos delitos, pues se sirven de malos funcionarios para poder operar en el mundo.

Durante el III Diálogo Pionero del Foro APEC: “Fortalecimiento de la Lucha contra la Corrupción y el Comercio Ilícito. Acciones para la Seguridad Sostenible”, el Perú exhortó a las 21 economías miembros de APEC a combatir la corrupción que propicia la tala y la minería ilegal; el tráfico de la vida silvestre; la pesca no regulada y no reportada; y la trata de personas.

“Es lamentable reconocer, pero necesario señalar que en la comisión de todos estos delitos están presentes hechos de corrupción. El desarrollo de estas actividades ilícitas conlleva operaciones que traspasan los límites fronterizos y utiliza la extrema violencia en sus diversas formas; sirviéndose en todos los casos de la corrupción de los funcionarios públicos para poder operar”, señaló el Fiscal de la Nación y presidente de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción (CAN), Pablo Sánchez.

Según explicó, la corrupción constituye un problema transversal de estos delitos que se manifiesta en la omisión de funciones de supervisión por parte de los servidores públicos; en la aprobación de documentos de gestión sin cumplir con los requerimientos técnicos; así como en el otorgamiento de licitaciones, compras, adquisiciones y/o concesiones a personas sin capacidad técnica y económica; y la falta de acceso y disponibilidad a la información respecto al desarrollo de las actividades extractivas.

El titular de la CAN sostuvo que las actividades extractivas ilegales se han incrementado de manera significativa en el mundo, en especial en América Latina, en el marco de la criminalidad organizada, generando consecuencias devastadoras desde el punto de vista ambiental, pues afectan a los medios de vida de las comunidades locales, causa la pérdida de recursos, hábitats así como la destrucción de ecosistemas en todo el mundo, perjudicando a los menos privilegiados de la sociedad.

“Igualmente, el comercio ilegal relacionado con la trata de personas constituye un hecho de suma gravedad, pues constituye un grave atentado contra los derechos humanos y la dignidad de las personas, ya que la víctima se convierte en un “objeto” de comercio y pierde su libertad física y su propia voluntad”, indicó Sánchez.

DIÁLOGO PIONERO
El Tercer Dialogo Pionero del Foro APEC: “Fortaleciendo la Lucha contra la Corrupción y el Comercio Ilícito’: Acciones para la Seguridad Sostenible” es una iniciativa liderada por Estados Unidos, y desarrollada con el apoyo que busca promover un debate innovador respecto a la corrupción asociada al comercio ilícito y sus consecuencias en la salvaguarda de los recursos naturales, habitad naturales y ecosistemas, con el fin de construir estrategias multinacionales teniendo presente el enfoque de la corrupción como un fenómeno transversal y transfronterizo.

El taller contó con la participación de expertos de primer nivel especializados en las diversas materias con el objetivo de ofrecer una oportunidad excepcional para promover el intercambio de experiencias e información de los esfuerzos que vienen desplegando las economías del Asia-Pacífico para prevenir y combatir estas actividades ilegales.

ACERCA DE APEC
El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), fundado en noviembre de 1989, es un foro compuesto por 21 economías del Asia-Pacífico, que busca promover la liberalización del comercio y las inversiones, facilitar los negocios y promover la cooperación económica a fin de alcanzar la prosperidad entre las economías miembro: Australia; Brunei Darussalam; Canadá; Chile; República Popular China; Hong Kong, China; Indonesia; Japón; Malasia; México; Nueva Zelanda; Papúa Nueva Guinea; Perú; Filipinas; Rusia; Singapur; Corea; Chinese Taipei; Tailandia; Estados Unidos y Viet Nam.

Lima, 19 de agosto del 2016
Comisión de Alto Nivel Anticorrupción – CAN