OCDE evaluará prevención y represión del soborno en el Perú

• CAN Anticorrupción remarcó que organismo internacional evaluará el cumplimiento de sus altos estándares.

Luego de concluir el proceso de adhesión a la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en las Transacciones Comerciales Internacionales de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el Perú será evaluado periódicamente por este organismo internacional, el cual supervisa si las medidas implementadas por el país en materia de prevención y represión del delito de soborno cumplen sus altos estándares, informó la coordinadora general de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción (CAN), Rosmary Cornejo Valdivia.

En ese sentido, sostuvo que las investigaciones por el caso Odebrecht constituyen un enorme reto para el Estado peruano de demostrar que está a la altura de las exigencias de la OCDE. Explicó, además, que se tiene previsto que el Perú ingrese a la primera fase de la evaluación de seguimiento en el último trimestre del año.

“La Fase 1 de la evaluación se centra en una revisión profunda de las leyes nacionales y otras medidas legales de los países para implementar la Convención, para asegurar que cumplan sus altos estándares”, detalló la coordinadora de la CAN.

En la Fase 2 se supervisará la efectividad de los marcos legislativos e institucionales antisoborno y, adicionalmente, una misión de la OCDE realizará una visita in-situ de una semana. Las Fases 3 y 4 son evaluaciones de los progresos de las debilidades identificadas en las etapas previas, los esfuerzos llevados a cabo y los resultados obtenidos; así como los temas planteados para modificaciones en la legislación del país.

Como se recuerda, en octubre del 2016, con el esfuerzo de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, bajo la presidencia del Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, el Perú logró su incorporación como miembro pleno con voz y voto del Grupo Antisoborno de la OCDE y, actualmente, el Estado peruano se encuentra en el proceso de cumplir con todos los requisitos para adherirse a la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en las Transacciones Comerciales Internacionales.

Entre los compromisos que el Estado asumirá cuando el proceso de adhesión a la Convención concluya destacan la aplicación de sanciones penales eficaces, proporcionales y disuasorias en relación con el delito de soborno, además de sanciones eficaces, proporcionales y disuasorias a las empresas; y la tipificación del delito de blanqueo de capitales en relación con el soborno o con los resultados del cohecho de extranjeros.
Asimismo, deberá cumplir con la prohibición de prácticas contables y de auditorías que faciliten la ocultación del cohecho de extranjeros; y prestar ayuda jurídica a otros estados parte, de manera eficaz y diligente, en la investigación y procesamiento por delitos de cohecho, entre otros.

Finalmente, otro tema de agenda con OCDE es la implementación de las recomendaciones del Estudio de Integridad del Sector Público peruano, dentro de las cuales destaca la referida al fortalecimiento de la CAN Anticorrupción como un Órgano Técnico, encargado de asegurar la coordinación y la coherencia de políticas, así como monitorear el estatus de implementación de los Planes Nacionales Anticorrupción y de su evaluación.

Lima, 19 de enero del 2017
Comisión de Alto Nivel Anticorrupción