Secretaria de Integridad Pública participó en el Simposio Internacional “Políticas de integridad en Latinoamérica: límites y posibilidades desde el servicio civil”

La Secretaria de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros, Susana Silva Hasembank, consideró importante dinamizar acciones para la articulación efectiva de los mecanismos de control que existen en la administración pública, durante el Simposio Internacional “Políticas de integridad en Latinoamérica: límites y posibilidades desde el servicio civil”, que desarrolló Servir en la Escuela Nacional de Administración Publica.

Explicó que a la corrupción se le tiene que combatir de manera integral con el esfuerzo de todos, haciendo referencia que para ello es posible implementar el modelo de integridad denominado “compliance pública”, que en esencia es entender una filosofía de articulación e interacción de herramientas que recoge las recomendaciones contenidas en OCDE sobre integridad y del Grupo Anticorrupción G20  para luchar contra la corrupción que están referidas a rendición de cuentas, control, capacitación, etc.

Ello, en referencia a una encuesta nacional sobre corrupción, que muestra los niveles de tolerancia a la corrupción de una manera gráfica; pues  un 7% de  personas con alta tolerancia a la corrupción, esta representado por quienes van a evadir  y burlar los mecanismos de control; un  27%  de tolerancia baja a la corrupción, porque rechazan la corrupción y van actuar con legalidad; pero hay un 65 por ciento que está conformada por personas que tienen una tolerancia media a la corrupción; y, son quienes no van a incurrir en corrupción, pero tampoco van a denunciar, sino más bien van a justificar los hechos irregulares de cualquier dimensión.

En ese sentido, precisó que desde la Secretaría de Integridad Pública se va a trabajar para tener parámetros más claros respecto de lo que se puede o no se puede; coordinar para que las entidades tengan parámetros más rigurosos al interior de su entidad, identificando  las vulnerabilidades desde las áreas sensibles, la relación con los proveedores, los procesos de compra, y garantizar la meritocracia, entre otros aspectos fundamentales.