Perú obtiene aprobación en la primera fase de evaluación del Grupo Antisoborno de la OCDE

 

  • Como parte de las tareas emprendidas por el Perú para acceder a esta importante organización
  • Se evaluó adecuación normativa a los estándares del OCDE para enfrentar el  cohecho activo transnacional
  • Grupo de trabajo que depende de la OCDE incluye a más de 40 países
  • Siguientes fases estarán dirigidas a evaluar la persecución y sanción de este delito en nuestro país

 

Entre el 5 y 7 de marzo, representantes del Estado peruano participan en la reunión del Grupo de Trabajo sobre Cohecho en Transacciones Comerciales Internacionales de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en la ciudad de París, Francia.

En el marco de esta reunión, el día de hoy, el Pleno de este Grupo de Trabajo aprobó la primera fase de evaluación a nuestro país, tras examinar la adecuación normativa de las leyes peruanas a los estándares de la OCDE para enfrentar el cohecho activo transnacional. Dicho delito se configura cuando un agente privado soborna a un funcionario público extranjero, para obtener una mejor posición comercial o beneficios indebidos para sus negocios en los mercados internacionales.

La posición técnica peruana fue sustentada en Francia por una delegación conformada por representantes del Poder Judicial, el Ministerio Público, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Unidad de Inteligencia Financiera y la Presidencia del Consejo de Ministros, representada por la Secretaría de Integridad Pública, quien articulo dicho grupo de trabajo. En la sesión inaugural, realizada el 5 de marzo, el presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, en su condición de presidente de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, presentó un balance de los avances en materia de cohecho activo y otros aspectos de la lucha contra la corrupción en nuestro país.

Como se recuerda, en julio del año pasado, el Perú se convirtió en miembro pleno de este grupo de trabajo, luego de adherirse a la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales internacionales.

Nuestro país viene trabajando de manera consistente para ser miembro de la OCDE, implementando estándares y recomendaciones de la organización, particularmente, para la lucha contra el cohecho, la evasión fiscal y el lavado de activos; así como en temas de integridad, gobernanza pública y ambiente. Para ello, el poder ejecutivo viene articulando esfuerzos con otros poderes del Estado, organismos autónomos, diversas entidades y sectores del gobierno.

En los próximos días, la OCDE publicará en su sitio web el informe de evaluación a nuestro país en esta primera fase. Cabe señalar que países como Chile y México ya se encuentran en las fases 3 y 4 de este proceso, respectivamente.

En adelante, la evaluación al Perú estará dirigida a examinar la implementación de las recomendaciones formuladas por la OCDE para mejorar los estándares de investigación y sanción del cohecho activo transnacional y la responsabilidad de personas jurídicas que incurran en este delito.

En el año de la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad este avance resulta significativo y evidencia un trabajo coordinado entre las instituciones del Estado para enfrentar este grave flagelo. Asimismo, expresa el esfuerzo de nuestro país por elevar los niveles de integridad pública —en el marco de la Política y el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción— en aras de fortalecer su gobernabilidad como parte de las tareas necesarias para lograr su incorporación a la OCDE.

Lima, 06 de marzo de 2019