La CAN en espacios anticorrupción

La corrupción constituye un grave problema para los países, pues privatiza el interés general produciendo barreras para el desarrollo, generando pobreza, desigualdad y desconfianza en la ciudadanía. Los estragos que genera este fenómeno no sólo se presentan al interior de un determinado país, por el contrario, la creciente interconexión entre Estados, empresas y otros actores del sector privado han hecho evidente que los alcances de la corrupción transciende fronteras, presentándose así el soborno transnacional, el ocultamiento del dinero mal habido en bancos extranjeros, el lavado de activos mediante compras transterritoriales, entre otros.

En ese contexto, las convenciones en materia anticorrupción son una clara manifestación del consenso internacional de enfrentar de manera conjunta y decidida a la corrupción, ofreciendo para ello un marco jurídico internacional con estándares y requisitos para prevenir, detectar, investigar y sancionar los actos de corrupción. Asimismo, estas convenciones sientan la base para la colaboración entre países en la aplicación de la ley y la armonización de sus marcos legales e institucionales.

Actualmente, el Perú es Estado parte de importantes Convenciones en esta materia como son: la Convención Interamericana contra la Corrupción, la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción, así como la Convención de la Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Transnacional.

logoocdeapec_logo

 

 

 

 

logo-oealogo naciones unidasP279

 

 

 

 

 

 

 

logoRTA